Supersticiones en el mar

En un ambiente hostil, cambiante y a veces violento como es el mar los marineros suelen ser muy supersticiosos… en Galicia más…

       Es curioso que algunas de las supersticiones marineras tengan base “científica”, empecemos con algunas de las más curiosas:

                       Prohibición de llevar plátanos a bordo:

        En un principio puede parecer absolutamente irracional esta superstición pero tiene su base histórica. A principios del siglo pasado se comenzó a transportar en grandes cantidades bananas y plátanos de Sudamérica, esta carga que en un principio puede parecer inofensiva…  escondía algunos peligros como por ejemplo:

         La araña del banano o araña errante, de comportamiento agresivo y extremadamente venenosa, se introducía en los barcos con la carga de plátanos y podemos imaginar lo que pasaría a continuación… estos arácnidos paseándose por cada rincón del barco,  en travesías que duraban en ocasiones más de 1 mes. Aún hoy en día aparecen ejemplares en cargamentos  de platanos, son muy difíciles de erradicar completamente en una carga…

Una carga de platanos o bananos en un barco al llevar un tiempo en las bodegas produce gas metano, esta combinación de espacio cerrado y en muchas ocasiones mal ventilado a producido explosiones e intoxicaciones, aún hoy en día es una mercancía que requiere medidas especiales a la hora de estibarla en los barcos.

Araña del Banano

        Navegando por la costa gallega podéis llevar sin problema platanos, pero  ya sabeis por que algunos marineros tienen aprehensión a esta fruta…

        Puesta de sol roja:

         Aún estando  la tarde despejada una puesta de sol con un color rojo intenso suele ser señal de mal tiempo en la siguiente jornada, esto está científicamente demostrado.

        Dias de embarque:

       “ Los martes ni te cases ni te embarques”, conocida por todos, día de la semana según la tradición romana dedicado al Dios de la guerra Marte. 

       El primer lunes  de Abril, el día que Caín mato a Abel.

       El segundo lunes  de Agosto ,  destrucción de Sodoma y Gomorra.

       Sin embargo en las culturas del norte de Europa el viernes es el día no recomendado para embarcarse.

       Subir pajaros a bordo, se considera una ofensa a los espiritus del océano.

       Subir marineros pelirrojos a bordo.

       Subir paraguas a bordo, aún hoy en día se considera señal de mal augurio.

       Silbar a bordo cuando hay viento.

       En los barcos se contraresta la mala suerte con amuletos, talismanes como por ejemplo:

       Tatuarse imágenes relacionadas con el mar, especialmente la rosa de los vientos.

       Introducir a bordo ropa interior femenina.

       Llevar gatos a bordo (especialmente negros), esta era una practica habitual  y lo sigue siendo para combatir las plagas de ratas que podían provocar enfermedades y desperfectos en los barcos.

       Llevar una ristra de ajos con cintas rojas, en los barcos de pesca no es raro verlos, especialmente en Galicia.

       Situar en el mascaron de proa del barco una escultura de mujer con un pecho al viento, sin embargo da mala suerte hablar de sirenas…

Escultura de Mujer en la proa de un barco

        Introducir a bordo ropa de bebe.

        Estas son solo algunas de las superticiones que se dan en el mundo de la navegación, encontrareis a marineros que las practican y respetan, cuando naveguéis con nosotros tanto en Galicia como en el Mediterraneo os explicaremos estas tradiciones y otras muchas, seguro que entenderéis ciertas actitudes y formas de pensar.