¿NOS PUEDE SALVAR LA VIDA UN CHALECO SALVAVIDAS?

La respuesta sin duda es SI. En los barcos el uso de los chalecos salvavidas es obligatorio. Pero más allá de la normativa, cada uno debe valorar y entender cómo funciona la seguridad en el barco y la tremenda importancia de este genial instrumento que nos puede salvar la vida en una situación extrema en el mar.

 

Comprobaciones del chaleco salvavidas:

Cuando subimos a un barco, debemos de comprobar una serie de características que debe deben de cumplir los chalecos salvavidas. Estas comprobaciones previas no llevarán mas de 1 minuto y lo normal es que el Capitán explique a todos los invitados su funcionamiento, así como el resto de los equipos de seguridad del barco.

  • El chaleco debe de disponer de la homologación de la Dirección General de la Marina Mercante y del sello SOLAS.

 

Chaleco salvavidas no activado.

  • Debe de ser adecuado a la medida y tamaño de cada persona, no se debe utilizar una medida inadecuada, pues esto puede entorpecer su uso o ser peligroso para el desempeño de su fución.
  • Debemos prestar especial atención a los chalecos salvavidas para niños, cuyo tamaño es evidentemente menor que el destinado a los adultos. Además del uso de salvavidas, los niños deben estar sujetos con un arnés cuando disfrutan de la travesía en la cubierta del barco.

¿Cuales son las funciones del chaleco salvavidas?

  • Su principal objetivo es mantenernos a flote,  con independencia de que el náufrago esté consciente o por el contrario haya perdido el conocimiento. Esto se consigue con los chalecos que actualmente se están utilizando,  gracias a un sistema de hinchado automático o autoinflado.
  • Los chalecos estan diseñados con 2 compartimentos independientes, conectados a un cartucho  de CO2. Al contacto con el agua,  el mecanismo infla ambos compartimentos de manera muy rápida y de forma totalmente autónoma.

  • El chaleco debe ser capaz de posicionar a una persona inconsciente boca arriba en menos de 5 segundos y el náufrago debe quedar con la barbilla a unos 12 cm de altura sobre el nivel del agua.

 

Chaleco salvavidas de última generación.

Además del inflado automático, los chalecos salva vidas de última generación  disponen de una boquilla para su inflado manual así como un  disparador manual del dispositivo de inflado.

  • El chaleco tambien debe de disponer de silbato, por si la persona se cae
    por la borda y es de noche o hay niebla, que servirá  como medida de aviso al resto de la tripulación.

¿De qué color son los Chalecos Salvavidas?

 

  • El color usado para los chalecos salvavidas es el naranja  y el amarillo,  con bandas reflectantes para que se localice rápidamente a la persona incluso con mala mar o en condiciones extremas.

Es realmente increíble lo rápido que se puede perder de vista a una persona en alta mar, sobre todo cuando las condiciones meteorológicas son adversas. En poco más de 10 segundos puede llegar a ser muy difícil localizar a un náufrago.

  • Siempre se deben pasar las cintas de seguridad del chaleco por la entrepierna, en caso contrario se puede perder toda efectividad, pues es probable que éste se salga flotando dejando al náufrago a la intemperie.

  • Los chalecos para navegación oceánica tienen mucha más flotabilidad y resistencia que los que se utilizan para navegar por la costa. Esta información figura en el propio chaleco y cada zona de navegación se debe de llevar un tipo específico de chaleco.
  • Los barcos que naveguen en zona oceánica deben de estar provistos por lo menos con un 110% de chalecos sobre el número total de personas embarcadas.

Mucho más que un simple flotador

Hoy en día es cada vez más frecuente que los chalecos salvavidas dispongan de «localizadores electrónicos” que envían señal y posición al barco y a los satélites que forman parte del Sistema Mundial de Socorro.

Además de los chalecos salvavidas, todos los barcos, incluidos los yates,  deben de  incorporar otros sistemas de seguridad como son:

  • Aros salvavidas con rabiza (cabo) y luz de posición.
  • Balsa salvavidas autoinflable con botiquín de emergencia y víveres.
  • Balizas vía satélite,  que se activan al contacto con el agua.
  • Bengalas y cohetes con paracaídas.

 La mayor parte de estos sistemas de seguridad, así como el uso de los chalecos salvavidas, son obligatorios desde hace relativamente poco tiempo.

Pero para que sean totalmente efectivos en caso necesario,  dependen de un correcto mantenimiento (obligatorio) y de que los pasajeros conozcan su funcionamiento de forma anticipada.

Esta tarea depende en gran medida de las explicaciones e indicaciones del propio Capitán de la embarcación  o de la persona designada de la tripulación .

Celebrar Eventos en barcos