Navegando por La Costa de la muerte.

                                                                   COSTA DA MORTE

        Una de las zonas más vírgenes de Europa, donde el urbanismo apenas a llegado.  La zona comienza en Monte Louro, a 45 minutos de Santiago de Compostela y se extiende según los autores hasta Estaca de Bares.

       El trayecto en coche desde Santiago no tiene desperdicio, a unos 25 minutos desde o alto das Paxareiras se puede contemplar el comienzo de la Costa da morte, en esta sierra hay caballos salvajes en libertad y lobos, no es raro poder observarlos o que se crucen en la carretera, es monte puro… serpenteando la carretera en unos 20 minutos sellega a Muros, vila típica marinera gallega con calles estrechas con zona de vinos. Muros dispone de puerto deportivo, es un punto de recalada de los yates que vienen del norte de Europa. En el puerto de muros es un punto ideal para embarcar, a 5 minutos de navegación se encuentra la Playa de Louro, a los pies del monte Louro, un sitio muy recomendable para el senderismo.

         A la belleza salvaje de la zona se une su magnetismo y peligrosidad, es la zona con mayor número de naufragios documentados del mundo con cerca de 1500. Cabe destacar la tragedia del Serpent, navio ingles que en 1890 se hundió pereciendo 172 marineros (buque de la armada británica) de sus 175 tripulantes, actualmente se puede visitar el cementerio situado en Camariñas. A raíz de esta tragedia se construyo el primer faro eléctrico  de España, el faro de Cabo Vilano.

       Parar a comer en Lira es lo recomendable, hay varios restaurantes de calidad que ofrecen los productos del mar y de la huerta, más fresco imposible. Las comidas y cenas se encargan con antelación por que en función del fase lunar se “da” mejor un tipo de marisco o pescado . Como se ve en esta zona el calendario lo marca la Luna, las leyes del tiempo terrícola no funcionan aquí.

     Navegamos frente a Carnota, la playa más larga de Galicia, con 7 km de fina arena, además a unos metros de la playa se situa el horreo más largo de Galicia, construido en 1760, estas construcciones eran las neveras de entonces… el pueblo almacenaba cereal, bacalao y otros productos. La estructura esta construida en piedra, con sistema antiroedores…

      A unas 15 millas náuticas se encuentra Finisterre, que es donde realmente acaba el Camino de Santiago, durante todo el año se ven por las carreteras y pistas peregrinos. En este punto se observa los últimos rayos de sol en la puesta de toda la Europa Continental.

      En primavera, verano, incluso otoño es una ruta espectacular… en grupo o en solitario, con un Capitan gallego descubrirás las leyendas de la zona, entenderás por que esta zona “engancha”, es importante planificar bien la ruta, conocer el legado celta que ha marcado tanto esta zona tan especial de Europa.